Intercambios Energéticos-Tantra


INTERCAMBIOS ENERGÉTICOS- TANTRA:

Presta atención con quién compartes tu energía íntima.
La intimidad en este nivel entrelaza tu campo energético con el de la otra persona. Estas poderosas conexiones, sin importar si la importancia que le des, dejan desechos espirituales, sobre todo en las personas que no practican ningún tipo de limpieza física, emocional o de otro modo.

Cuánto más interactúas con otra persona, más profunda es la conexión intima y más estará entrelazada sus energías.

¿Puedes imaginarte cómo esta el campo energético de una persona que se acuesta con varias personas y carga con todas estas energías durante toda su vida? Lo que estas personas no saben es que otros pueden percibir la energía, haciendo repeler la energía positiva y atrayendo la energía negativa a sus vidas.

Si estás con una persona que no le hace ninguna limpieza interna a su ser y si además esta persona ha estado con muchos otros y tampoco ha limpiado lo que los demás han dejado en ella no sólo estarás adquiriendo parte de su carga energética sino que también estarás tomando parte de las energías de las demás personas que intimaron con ella.

Cuando unimos las auras con alguien, así haya sido una vez en la vida, juntamos karmas, energía, luz, vibración, conocimiento, entidades negativas, etc...

Esto es algo hermoso cuando estamos realmente enamorados y queremos pasar con esta persona el resto de nuestros días, ya que cuando amamos realmente queremos compartir lo bueno y lo malo con nuestra pareja, pero cuando solo fue un acto de placer, o de una noche, ya no es tan agradable, ya que de la misma forma unimos todo lo mencionado y esta unión energética dura siete años, a partir de la ultima relación, ¡así es!, ¡siete largos años! en que el lazo no se rompe, y en que seguimos unidos de forma energética y karmica con todo aquel con quien hemos compartido nuestra cama, nuestro espacio y nuestro cuerpo energético.

Yo siempre digo: "Nunca duermas con alguien que no sientas Amor y que no te gustaría ser".



EL CIRCULO TANTRICO

El Tantra es entre otras cosas, un lenguaje amoroso.Tantra y Relaciones “En el lenguaje amoroso lo que se dice no es excesivamente importante; es más importante cómo se dice”. Es una comunicación entre dos corazones y no entre dos mentes. No es un debate, es una comunicación. Existen simples afirmaciones sin intención de convencer, sino sólo de comunicar.

El Tantra sirve para reconducirte a la unidad, pero para ello debes moverte en él con una actitud meditativa. Debes moverte olvidando todo lo que has oído decir . Olvídalo todo.

El primer Sutra dice: "Al entrar en la unión mantén fija la atención sobre el fuego inicial, y, continuando así evita las brasas del final (se refiere al orgasmo). No tengas prisa, no corras hacia el final. Quédate en el cálido inicio."

Permanece con tu pareja, o con tu amante, como si se hubiesen convertido en una sola cosa. Créate un círculo. Permanece en el comienzo, no corras hacia el final (orgasmo). El acto es su propio fin. No pienses en el futuro, permanece en el presente. Goza en el encuentro de vuestros cuerpos, de vuestras almas, mezclados el uno en el otro, fundidos el uno en el otro. Olvida que vas a cualquier parte. Permanece en el instante, sin ir a ningún sitio, disueltos en él. El calor y el amor deben llegar a ser una situación que consigas disolverlos el uno en el otro.

Si no tienes prisa por terminar el acto, poco a poco se va haciendo más espiritual. También los órganos se funden conjuntamente. Se produce una profunda y silenciosa comunión entre dos energías físicas; y entonces puedes permanecer juntos durante horas.

La comunión se va haciendo cada vez mas profunda con el transcurso del tiempo. Disolviéndose el uno en el otro, os comunicáis energía vital. La energía comienza a moverse en círculo. No existe ninguna pérdida de energía. Al contrario, hay aumento de energía, porque, por medio del contacto con el otro, cada una de vuestras células se carga de excitación. Cuando se encuentran en una situación de profundo relajamiento, estas dos fuerzas se recargan mutuamente. Se revitalizan, se convierten en algo así como generadores, irradian nueva energía, se hacen mas vivas. Por el mero hecho de encontrar el polo opuesto, la energía se renueva. Después de un acto tántrico te sientes lleno de energía, te sientes mas vivo. Y el éxtasis dura horas, incluso días.
(Dr. Miguel Osío Sandoval)