Love of Lesbian: Incendios de nieve


Love of Lesbian: Lp: 1999. Incendios de nieve

"I si ens reinventem de nou
i cremem tot el nostre passat?
I si deixem enrera totes les pors?
totes les limitacions, creences
i programacions imposades o auto-imposades
de la família, amistats i de tota la societat,
totes les opinions o crítiques que ens han castrat,
totes les creacions negatives i discòrdies,
tota falta d'amor generada
de totes les reencarnacions viscudes
i per fi ens TRANSFORMEN i quedem LLUÏRES
per finalment ser conscients del SER diví que SOM."

Lletra:
Ya ves, soy un loco y son más de las tres,
ya sé que está mal romper ventanas de un bloque
para encontrarte y decirte "no habrá más reproches".

Intento mostrarte que lo mío es real,
quise alquilar un cantante de peso
y, la verdad, me asusté al leer esos precios.

No serás capaz de odiarme,
tan sólo quería ilustrar
que quiero arriesgarme a conocerte
porque el miedo al fin cayó, al fin cedió.

Tú mira hacia abajo, llevo una banda especial,
doscientos sonámbulos que silban de miedo,
flautistas morenos y seis timbaleros, dos mancos
y espectros de noche que encontré en la ciudad,
como este anormal con un didgeridoo negro,
mal ventilado y peor de los nervios que yo.

No serás capaz de odiarme,
si lo he empeorado aún más
que bajen tus labios y me callen,
sino empezaremos a silbar.

Por si alguien aún duerme,
incendios de nieve y calor, calor,
a veces te pasas, incendios de nieve y calor, calor.

Y al parecer nos sienta bien pelear,
justo al contrario, fortalece más.
Supera esto, no serás capaz,
supera esto, no serás capaz,
no ...

Lección de Biologia Zen para Iluminarse



Extracte del youtube

Comprender de manera espiritual la biologia del cerebro y la mente puede ayudar a llegar a un estado de iluminación significativamente. La Biologia dice que los pensamientos del cerebro son sólo el resultado de las celulas haciendo su trabajo, y las ensenanzas espirituales hablan de mantener una mente Zen en silencio.
Biologia + Budismo = Iluminación

Mazoni - Per primer cop


Mazoni: Lp: Fins que la mort ens separi. Per primer cop

"Què faries si realment et diguessin que et queda
una setmana de vida?
Jo donaria les gràcies a totes les persones
que he compartit 1 minut, 5 minuts, 1 hora,
1 any, 13 anys o 38 anys de la meva vida.
Perquè algú ens pot confirmar que realment
ens queda més d'una setmana de vida?"

Lletra:
Blanca estela sortint d'un avió
Desapareixent en el cel blau
Totes les històries que has viscut
S'han perdut per sempre en l'espai temps
Llàgrimes quan tenies sis anys
Excursions al cole en autocar
Pubertat i petons a l'estiu
L'alcohol barrejant-se amb la teva sang
Per primer cop
Ja no tornaran mai més

N'hi ha que diuen que els mals moments s'obliden
I que només recordem els moments bons
Però jo tinc la sensació que la gent pren decisions
En funció del que ha patit
Calculant el que pot patir
Patint per si s'equivocarà

Desfés-te de tots els teus temors
Com si et descordessis el vestit
I allà on caigui el pots abandonar
Com les serps quan canvien la pell
I mirar el futur com un llençol
En el que hi pots fer el primer son
Per primer cop

Ironman d'un pare i el seu fill



"Aquesta és una història verdadera entre un pare i el seu fill.
De vegades passa que el sentiment de fe i d'amor es tant fort que fa que no hi hagin límits i aconseguir coses impossibles.

Perquè existeix realment les coses impossibles?
Quan aconseguim dissoldre i anular tot el nostre karma passat,
totes les nostres creences, programacions i limitacions imposades,
quan sóm lliures de tota l'atmosfera de pensaments i sentiments negatius creats per l'humanitat, aleshores ens arriba de manera natural una confiança interna o fe, que ens ajuda a ser lliures i a poder aconseguir tot lo què ens proposem."


Sungazing o la técnica de mirar al sol


Extracte de la web PlanetaGEA

A la hora en la que sale el sol mucha gente está todavía dormida, y mucha otra se encuentra ya preparándose para salir o camino del trabajo. Pero hay personas que precisamente a esa hora están curándose, recargando las pilas, llenándose de energía. Lo hacen mirando al sol, gracias una técnica que se denomina ‘sungazing’ y que cada vez gana más adeptos.

El gurú de esta técnica, Hira Ratan Manek, va más allá y asegura además que la energía solar permite vivir sin necesidad de comer, ya que aporta al cuerpo todos los nutrientes necesarios. Él mismo afirma llevar más de diez años sin consumir nada más que líquidos, sobreviviendo gracias a la práctica del sungazing.

Lola no ha llegado a ese extremo, pero tras dos años observando el sol, tiene claro que esta práctica es positiva para el cuerpo. Cuando llevaba sólo una semana ya notaba que se sentía “mucho más alegre” y al mes había ganado una gran “capacidad clarificante” ante los conflictos. “Me resultaba mucho más fácil enfrentarme a ellos, veía las cosas más claras y mi actitud ante la vida era mucho más conciliadora”, recuerda.

Lola se acercó a ver una conferencia de Ratam Manek en Madrid porque “por probar no iba a perder nada”. Lo que escuchó le pareció del todo coherente, ya que ella venía de tratarse un cáncer con terapias alternativas (como la cromoterapia) que se apoyan en la idea de que las células son fotovoltaicas. “Lo que aprendí allí me pareció algo revolucionario para resolver el problema de la humanidad, sobre todo teniendo en cuenta que la fuente (el sol) es gratuita y ofrece enormes posibilidades”, explica.


Según los preceptos dictados por el gurú, quien quiera iniciarse en el sungazing debe hacerlo con enormes precauciones para no resultar dañado. Los primeros días la ‘dosis’ debe ser muy baja (10 segundos observando el sol) y se debe ir aumentando muy poco a poco (sumando 10 segundos diarios) para que el ojo se acostumbre.

Cuando se lleve un mes observando el sol ya serán cinco minutos el tiempo que se pase haciéndolo, a los dos meses, serán 10, y así hasta alcanzar el máximo recomendado de 45 minutos, a los nueve meses. “Cuando estás ya en ese máximo cada cuarto de hora se dedica a sanar una parte distinta de la persona: el cuerpo, la mente y el espíritu”, explica Lola.

En ese máximo bienestar proporcionado por el sol vive Manek. Dedicó tres años a establecer el protocolo de observación del sol hasta encontrar la progresión adecuada y una vez conseguida comenzó a sentir que el hambre iba desapareciendo a la vez que se iba llenando de energía. Lleva 30 años viviendo a base de agua, zumos, café y té y asegura que se encuentra pletórico. De hecho, en su web ha colgado varios estudios médicos que analizan su persona y demuestran su buen estado físico.

No todos los seguidores de Manek llegan al punto de no comer (de hecho, sólo lo hace una minoría) pero Lola, por ejemplo, sí ha sentido que necesita menos horas de sueño para sentirse descansada y enérgica. Para ella, el sungazing es una relación íntima consigo misma que se parece mucho a la meditación, un “ejercicio interno” que la ha ayudado, entre otras cosas, a mejorar sus relaciones con su familia y en su trabajo. Además, según cuenta, la energía que ella acumula al mirar al sol es incluso transferible a otras personas. “Cuando alguien está enfermo el abrazo, el contacto físico con la intención de trasladarle energía funciona. No sé muy bien cómo, pero a mí me ha pasado”, asevera.

El ‘descubrimiento’ del sol como fuente de energía y bienestar no es precisamente nuevo, aunque Manek haya establecido un proceso concreto. El culto al astro rey viene de lejos y ya ha sido practicado por todas las civilizaciones y religiones en una u otra forma. De hecho, a la mirada al sol con fines terapéuticos, los antiguos hindúes la llamaban ‘Surya Namaskar’ mientras que los egipcios y los americanos la bautizaron como helioterapia y los europeos Terapia de Apo.


Entrevista Hira Ratan Manek sobre la pràctica del Sungazing






Pel·lícula: Vivir de la luz