Entrevista con un Tuareg

- No sé mi edad: nací en el desierto del Sahara, sin papeles...!
Nací en un campamento nómada tuareg entre Tombuctú y Gao, al norte de Mali.
He sido pastor de los camellos, cabras, corderos y vacas de mi padre. Hoy estudio Gestión en la Universidad Montpellier. Estoy soltero. Defiendo a los pastores tuareg. Soy musulmán, sin fanatismo

+ ¡Qué turbante tan hermoso...!
- Es una fina tela de algodón: permite tapar la cara en el desierto
cuando se levanta arena, y a la vez seguir viendo y respirando a su través.

+ Es de un azul bellísimo...
- A los tuareg nos llamaban los hombres azules por esto: la tela
destiñe algo y nuestra piel toma tintes azulados...

+ ¿Cómo elaboran ese intenso azul añil?
- Con una planta llamada índigo, mezclada con otros pigmentos
naturales. El azul, para los tuareg, es el color del mundo.

+ ¿Por qué?
- Es el color dominante: el del cielo, el techo de nuestra casa.

+ ¿Quiénes son los tuareg?
- Tuareg significa "abandonados", porque somos un viejo pueblo
nómada del desierto, solitario, orgulloso: "Señores del Desierto", nos llaman. Nuestra etnia es la amazigh (bereber), y nuestro alfabeto, el tifinagh.

+ ¿Cuántos son?
- Unos tres millones, y la mayoría todavía nómadas. Pero la
población decrece... "¡Hace falta que un pueblo desaparezca para que sepamos que existía!", denunciaba una vez un sabio: yo lucho por preservar este pueblo.

+ ¿A qué se dedican?
- Pastoreamos rebaños de camellos, cabras, corderos, vacas y asnos
en un reino de infinito y de silencio...

+ ¿De verdad tan silencioso es el desierto?
- Si estás a solas en aquel silencio, oyes el latido de tu propio corazón.
No hay mejor lugar para hallarse a uno mismo.

+ ¿Qué recuerdos de su niñez en el desierto conserva con mayor nitidez?
- Me despierto con el sol. Ahí están las cabras de mi padre. Ellas nos
dan leche y carne, nosotros las llevamos a donde hay agua y hierba... Así hizo mi bisabuelo, y mi abuelo, y mi padre... Y yo. ¡No había otra cosa en el mundo más que eso, y yo era muy feliz en él!


+ ¿Sí? No parece muy estimulante. ..
- Mucho. A los siete años ya te dejan alejarte del campamento, para
lo que te enseñan las cosas importantes: a olisquear el aire, escuchar, aguzar la vista,orientarte por el sol y las estrellas... Y a dejarte llevar por el camello, si te pierdes: te llevará a donde hay agua.

+ Saber eso es valioso, sin duda...
- Allí todo es simple y profundo. Hay muy pocas cosas, ¡y cada una tiene enorme valor!

+ Entonces este mundo y aquél son muy diferentes, ¿no?
- Allí, cada pequeña cosa proporciona felicidad. Cada roce es valioso.
¡Sentimos una enorme alegría por el simple hecho de tocarnos, de estar juntos! Allí nadie sueña con llegar a ser, ¡porque cada uno ya es!

+ ¿Qué es lo que más le chocó en su primer viaje a Europa?
- Vi correr a la gente por el aeropuerto.. . ¡En el desierto sólo se
corre si viene una tormenta de arena! Me asusté, claro...

+ Sólo iban a buscar las maletas, ja, ja...
- Sí, era eso. También vi carteles de chicas desnudas: ¿por qué esa
falta de respeto hacia la mujer?, me pregunté... Después, en el hotel Ibis, vi el primer grifo de mi vida: vi correr el agua... y sentí ganas de llorar.

+ Qué abundancia, qué derroche, ¿no?
- ¡Todos los días de mi vida habían consistido en buscar agua!
Cuando veo las fuentes de adorno aquí y allá, aún sigo sintiendo dentro un dolor tan inmenso...

+ ¿Tanto como eso?
- Sí. A principios de los 90 hubo una gran sequía, murieron los
animales, caímos enfermos... Yo tendría unos doce años, y mi madre murió... ¡Ella lo era todo para mí! Me contaba historias y me enseñó a contarlas bien. Me enseñó a ser yo mismo.

+ ¿Qué pasó con su familia?
- Convencí a mi padre de que me dejase ir a la escuela. Casi cada día
yo caminaba quince kilómetros. Hasta que el maestro me dejó una cama para dormir, y una señora me daba de comer al pasar ante su casa... Entendí: mi madre estaba ayudándome...

+ ¿De dónde salió esa pasión por la escuela?
- De que un par de años antes había pasado por el campamento el
rally París-Dakar, y a una periodista se le cayó un libro de la mochila. Lo recogí y se lo di. Me lo regaló y me habló de aquel libro: El Principito. Y yo me prometí que un día sería capaz de leerlo...

+ Y lo logró.
- Sí. Y así fue como logré una beca para estudiar en Francia.

+ ¡Un tuareg en la universidad. ..!
- Ah, lo que más añoro aquí es la leche de camella... Y el fuego de
leña. Y caminar descalzo sobre la arena cálida. Y las estrellas: allí las miramos cada noche, y cada estrella es distinta de otra, como es distinta cada cabra... Aquí, por la noche, miráis la tele.

+ Sí... ¿Qué es lo que peor le parece de aquí?
- Tenéis de todo, pero no os basta. Os quejáis. ¡En Francia se pasan la
vida quejándose! Os encadenáis de por vida a un banco, y hay ansia de poseer, frenesí, prisa... En el desierto no hay atascos, ¿y sabe por qué? ¡Porque allí nadie quiere adelantar a nadie!


+ Reláteme un momento de felicidad intensa en su lejano desierto.
- Es cada día, dos horas antes de la puesta del sol: baja el calor, y el
frío no ha llegado, y hombres y animales regresan lentamente al campamento y sus perfiles se recortan en un cielo rosa, azul, rojo, amarillo, verde...

+ Fascinante, desde luego...
- Es un momento mágico... Entramos todos en la tienda y hervimos
té. Sentados, en silencio, escuchamos el hervor... La calma nos invade a todos: los latidos del corazón se acompasan al pot-pot del hervor...

+ Qué paz...
- Aquí tenéis reloj, allí tenemos tiempo.
(entrevista realizada por VÍCTOR-M. AMELA a Moussa Ag Assarid:)

Manish Vyas: Shivoham



Sachara Chara Para Purna Shivoham Shivoham (x2)
Nityananda Swarupa Shivoham Shivoham (x2)
Sachara Chara Para Purna Shivoham Shivoham (x2)
Nityananda Swarupa Shivoham Shivoham (x2)

Anandoham (x16)

Namah (x2), Hiatuu
Shivoham(x32)

Om Namah Shivaya (x32)
Sachara Chara Para Purna Shivoham Shivoham (x2)
Nityananda Swarupa Shivoham Shivoham (x2)
Anandoham (x16)

Amma as Durga!!



(Música de Donna DeLory "He Ma Durga")

"Dono les gràcies, m'entrego totalment
i entro en aquest moment dins l'eternitat".
                                                              RamaKrishna.

Palabras de AMMA:

“Cuando sirves al mundo desinteresadamente estás sirviendo a la Madre misma.”

“Seva significa que nuestras palabras, sonrisas y acciones van acompañadas de amor.”

“Vive el momento presente. Aprende a llevar a cabo tus acciones sin ningún apego e ignora el fruto del futuro. Siempre que estés haciendo algo, trata de ser consciente. Si estás vigilante, notarás la carga innecesaria de los pensamientos negativos que transportas. Ese estado de alerta te hará libre.”

“La acción realizada con un espíritu desinteresado es muy superior a la acción con fines egoístas. Un ser que actúa movido por el ideal de sacrificio está menos apegado a la acción y más al ideal. Esta actitud generosa tiene una belleza intrínseca. A medida que la Gracia y la alegría de la acción desinteresada se intensifican, os situáis, cada vez con más fuerza, en un estado en el que la abnegación y la meditación surgen de forma natural.”

“Podéis alcanzar la meta si realizáis las acciones de forma desinteresada y se lo dedicáis todo a Dios. Un buscador tendría que mantenerse firmemente unido a la meta. No dejéis de practicar sadhana cuando os sintáis decepcionados o frustrados. Continuad siempre con la máxima perseverancia.”

“Uno no debería considerar el servicio a los demás como un esfuerzo pesado, sino como una oportunidad dada por Dios. También deberíamos servir a la sociedad con la misma actitud. Deberíamos poder ver estas acciones como una ofrenda a Dios y sentirnos satisfechos.”

“La acción no tendrá el perfume y la belleza del servicio desinteresado si nos mostramos orgullosos de lo realizado.”

“Tendríamos que ser capaces de hacerlo todo con amor y sinceridad. La oportunidad de amar y servir a los demás, debería considerarse un alto privilegio, una bendición de Dios. Mostrémonos felices y agradecidos con Él por darnos esa oportunidad.”

“Cuando hablamos de un auténtico maestro, no nos referimos a un ser individual, sino a la Divina Conciencia, la Verdad. El maestro impregna el universo en su totalidad. Es necesario que entendamos eso, si queremos avanzar espiritualmente. Un discípulo nunca debería apegarse al cuerpo físico del maestro. Deberíamos ensanchar nuestra visión de forma que veamos a todos los seres, animados e inanimados, como el maestro; y servir a los demás con devoción.”

Escolta-ho al vent



(Gerard Quintana i Jordi Batista fan un homenatge a Bob Dylan)

Per quants camins l'home haurà de passar
abans que arribi a ser algú?
Quants mars haurà de creuar un colom blanc
per dormir a la platja assegut?
Quants canons més hauran de disparar
abans que per fi es quedin muts?

Això, amic meu,
només ho sap el vent
Escolta la resposta dins del vent.

Quantes vegades podrem mirar amunt
abans d’arribar a veure el cel?
Quantes orelles haurem de tenir
per sentir com ploren arreu?
Quantes morts més ens caldran amic meu
per saber que ha mort massa gent?

Això, amic meu,
només ho sap el vent
Escolta la resposta dins del vent.

Quants anys podrà una muntanya existir
abans que l’ensorri la mar?
Quant temps la gent haurà de seguir
per guanyar-se la llibertat?
Quantes vegades podrem girar el cap
fingint que no ens n’hem adonat?

Això, amic meu,
només ho sap el vent
Escolta la resposta dins del vent.